portada zona de confort

Proceso de cambio: sal de tu zona de confort

Contenido del artículo:

Salir de la zona de confort supone un proceso de cambio y transformación complejo que no todos estamos dispuestos a asumir. Y es que, preferimos estar cómodos y seguros, entre nuestras rutinas y aquello que ya conocemos, incluso aunque no nos guste lo que hay allí. Aún así, la mayoría de las personas prefieren seguir así antes que asumir el riesgo del cambio.

Sin embargo, salir de nuestra zona de confort nos hace avanzar, aprender, experimentar y en definitiva, desarrollarnos como personas y alcanzar la plenitud.

¿Quieres saber más? Descubre cómo trabajar en tu crecimiento personal con mi Taller de Desarrollo Personal, Crece y Ámate.

¿Qué es la zona de confort?

La zona de confort es un estado mental en el que nos sentimos seguros y a gusto, sin miedos ni inseguridades. Es una zona metafórica en la que te mueves en un entorno que dominas y te resulta conocido.

Por eso, salir de ella supone un proceso de cambio y de superación de límites que la mayoría de personas no están dispuestas a asumir.

Incluso, aunque en ocasiones esa zona de confort no sea agradable, no nos guste.

Una de las piezas claves para salir de tu zona de confort es trabajar la inseguridad que te produce lo desconocido. Si quieres comenzar a valorar cómo salir de ella es importante comenzar a trabajar las sensaciones que te produce el cambio. Aquí te dejo un ebook con diferentes ejercicios para trabajar tu inseguridad.

DESCUBRE ESTE EBOOK CON HERRAMIENTAS PARA DAR TUS PRIMEROS PASOS EN CONSEGUIR SUPERAR TUS INSEGURIDADES.

Justo al lado del área de confort está la zona de aprendizaje. Un espacio en el que nos situamos cuando aprendemos, observamos, experimentamos, … Hay personas a las que les gusta salir a esta zona de aprendizaje y ampliar la visión del mundo, pero a otras personas no, prefieren no moverse de su espacio conocido, aunque estén perdiéndose gran parte del mundo.

Más allá de la zona de aprendizaje está la llamada zona del pánico. Un espacio en el que todo es nuevo y desconocido. Para la mayoría de personas salir ahí puede ser terrible, paralizante, porque creen que ocurren cosas horribles. Es un espacio en el que no sabemos qué puede pasar, qué hay, todo es nuevo, y nuestro cerebro está programado para protegernos, por eso de entrada preferimos no ir allí.

¿Por qué debemos salir de un estado de confort?

Sin embargo, para otras muchas personas la zona del pánico es una zona mágica. Es decir, una zona en la que pueden pasar cosas maravillosas. La diferencia es que no piensan que todo va a salir mal sino… ¿Y si sale bien? ¿Y si lo que hay fuera es mejor?

A partir de este otro planteamiento están abiertos a grandes retos, a descubrir y probar cosas nuevas que pueden traerles una vida mejor. Un proceso de cambio que nos va a llevar a ser mejores, a vivir nuevas experiencias, a crecer como personas y a conseguir lo que queramos.

En realidad lo que nos impide salir de nuestra zona de confort es el miedo, pero no el miedo a lo desconocido, sino el miedo a perder lo que ya tenemos o lo que somos. Es como si el hecho de salir de nuestra zona de confort la hiciera desaparecer. Pero esto no es así. Lo que ocurre es que al salir a la zona de aprendizaje o de pánico los aspectos que antes eran desconocidos y nuevos entran a formar parte de nuestra zona de confort ampliándola y expandiéndola.

De modo que lo que hacemos es desarrollar nuevas habilidades, capacidades y experiencias. Cambiamos, si, pero sumando y construyendo una zona de confort más grande.

¿Cómo salir de la zona de confort?

Salir de la zona de confort supone que se pongan a trabajar dos fuerzas opuestas que tiran de nosotros cada una hacia un lado.

Por un lado, la tensión emocional nos estira para que nos quedemos en la zona de confort, en esa zona en la que nos sentimos seguros, protegidos y cómodos. En realidad es una estrategia de nuestra mente para protegernos, está programada para la supervivencia y lo que hace es sabotear cualquier idea de cambio y que suponga salir de esa zona que considera segura.

Por otro lado, nuestra tensión creativa quiere ir hacia lo nuevo, lo desconocido, siente curiosidad y quiere probar nuevas experiencias y aprendizajes.

Para conseguir salir de nuestra zona de confort debemos conseguir que la tensión creativa supere a la emocional. Para ello, hemos de trabajar diferentes aspectos que le digan a nuestra mente, estamos listos, tenemos recursos para hacer frente a esas dificultades:

Gestionar los miedos

El primer paso es reconocer y gestionar los miedos que nos limitan y no nos permiten dar el paso. Miedo a fallar, al ridículo, al qué dirán, … son algunos de los más comunes y que nos impiden salir y descubrir nuevas oportunidades.

Aumentar la autoestima

Sentirse seguro de uno mismo también nos ayuda a tener una nueva visión de las cosas. Nos hace sentir que somos capaces de hacerlo y que estamos listos para luchar por nuestros sueños. Gracias a una autoestima alta podremos elegir un objetivo retador y grande que nos motive a avanzar y transformarnos para conseguirlo.

La clave no está únicamente en tener los recursos para el éxito, sino una pasión lo suficientemente grande por ese sueño que nos impulse y nos haga dar el paso para conseguirlo. No hay nada más motivador que luchar por lo que queremos o soñamos. Será la gasolina para enfrentarnos y superar nuestras creencias limitantes y que la tensión creativa avance sin ceder ante las adversidades y las dificultades.

El proceso de cambio

La transformación necesaria para salir de tu zona de confort no es fácil, como ves. Nadie dijo que lo fuera, pero sin duda merece la pena y mucho. Con mi guía de desarrollo personal descubrirás más consejos sobre como seguir un proceso de cambio.

En ese proceso sentirás inseguridades, serás consciente de todo el camino que falta para llegar a conseguir tu objetivo, pero es algo normal. Nos pasa a todos, piensa que vas a estar en un proceso de cambio y aprendizaje constante, pero en el que poco a poco te sentirás mejor y más seguro.

Para lograrlo es importante que te rodees de personas que te apoyen y entiendan tu lucha, que estén ahí para ayudarte. Y si te ves superado, no desistas, pide ayuda profesional para conseguir esa transformación que necesitas y esa vida que mereces.

Es importante que creas en ti y en tu motivación para no dejar que tus miedos te venzan. Sigue luchando, sin darte por vencido. Ten muy claro por qué y para qué lo haces, será la clave que te permitirá seguir avanzando. Y sobre todo, ten la certeza de que estás construyendo una vida mejor y esforzarte por conseguir tu meta.

Salir de tu zona de confort te permite alcanzar la plenitud. No se trata de dejar de ser lo que ya eres o lo que ya tienes, sino descubrir tu verdadero potencial y desarrollarlo para convertirte en tu mejor versión. Por eso, aunque puede ser complejo, debes intentarlo.

No te rindas, ¡cada día estás más cerca de lograrlo!

DESCUBRE ESTE EBOOK CON HERRAMIENTAS PARA DAR TUS PRIMEROS PASOS EN CONSEGUIR SUPERAR TUS INSEGURIDADES.

DESCUBRE ESTE EBOOK CON HERRAMIENTAS PARA DAR TUS PRIMEROS PASOS EN CONSEGUIR SUPERAR TUS INSEGURIDADES.

Otro artículos de interés:

Colaboraciones:

DESCUBRE ESTE EBOOK CON HERRAMIENTAS PARA DAR TUS PRIMEROS PASOS EN CONSEGUIR SUPERAR TUS INSEGURIDADES.