Portada miedos

Cuando el miedo nos bloquea

Contenido del artículo:

El miedo, esa sensación tan temida y a la vez tan necesaria. Es curioso, pero a la vez es compleja de entender, ya que la mayor parte del tiempo y durante gran parte de nuestra vida interpretamos el miedo como una emoción negativa y desagradable que nos bloquea y nos sobrepasa.

Pero…

¿Qué es el miedo?

El miedo es una emoción natural que implica toda una respuesta bioquímica por parte del cuerpo. Su función es alertar de la presencia de un peligro o la amenaza de un daño inminente ya sea físico o psicológico.

El miedo puede provenir de situaciones reales y concretas por una parte o bien, de pensamientos anticipatorios de peligros imaginarios.

Una de las sensaciones que más suele producirse cuando una persona tiene un miedo anticipatorio es la sensación constante de inseguridad y bloqueo. Si te encuentras en esta situación, tienes a tu disposición un ebook gratuito con herramientas para dar los primeros pasos para superar la inseguridad. Aquí lo tienes…. ¡Aprovéchalo!

DESCUBRE ESTE EBOOK CON HERRAMIENTAS PARA DAR TUS PRIMEROS PASOS EN CONSEGUIR SUPERAR TUS INSEGURIDADES.

¿Qué ocurre cuando una persona tiene miedo?

El miedo tiene dos mecanismos de reacción cuando nuestro cerebro interpreta que estamos en peligro: una reacción bioquímica y una reacción emocional.

Cuando hablamos de reacciones bioquímicas estamos hablando de todo un conjunto de reacciones químicas que se produce dentro de las células de la persona cuando percibe qué está en peligro. Son todo un conjunto de reacciones bioquímicas las que permiten que podamos reaccionar de una forma u otra cuando sentimos miedo permitiendo que seamos eficiente y afrontemos la vida en toda su variabilidad.

¿Qué quiero decir con bioquímica del miedo?

amigdala

Cuando una persona experimenta miedo se desencadena todo un conjunto de reacciones físicas en el cuerpo. El cerebro desde el momento que experimenta el miedo, tiene un pequeño órgano llamado amígdala que comienza a funcionar. En cuestión de milisegundos alerta al sistema nervioso lo que propicia toda una serie de respuestas que se experimentan en el cuerpo. 

En ese instante se liberan hormonas del estrés, como el cortisol y la adrenalina, lo que produce aumento de la presión arterial y la frecuencia cardiaca. Esto lleva a cambios en el cuerpo que prepara al organismo para producir mecanismos de defensa ante el miedo como son la huida o la lucha.

Con todo ello, lo que te quiero transmitir es que el miedo tiene una función adaptativa muy importante para la supervivencia. Se podría decir que el miedo es una emoción compleja que puede llegar a ser positiva ya que nos mantiene a salvo, pero también tiene consecuencias negativas si afecta tu vida de manera limitante y bloqueante. Ya que puede llegar a provocar desasosiego, preocupación y perdida de seguridad…

¿Qué nos produce el miedo?

Hoy en día disponemos de múltiples medios de orientación: un faro, un GPS… para no perdernos y guiarnos hasta nuestro destino.  Sin embargo, los seres humanos contamos con pocas maneras de saber qué rumbo tomar o que nos guiará internamente.

En lugar de ello disponemos de nuestras emociones (miedo, ira, alegría, asco…) que han evolucionado para ayudarnos a manejar las diferentes situaciones de la vida.

Cuando una persona experimenta una reacción emocional al miedo tiene una sensación de nerviosismo, de inquietud que va unida a la sensación de incapacidad de enfrentarnos a los desafíos de la vida diaria. Percibe la vida cómo abrumadora entrando en la espiral de querer evitar lo que siente, con la idea de suprimir a toda costa lo que le está sucediendo.

El miedo procede de la sensación de desconcierto, de la incapacidad para armonizar o sincronizar la mente con el cuerpo.

¿Qué diferencia hay entre el miedo y la ansiedad?

Es frecuente utilizar el termino miedo y ansiedad indistintamente pero no son lo mismo. Si bien es cierto que la ansiedad y el miedo implican la misma reacción física, es decir, activación del sistema nervioso simpático. La diferencia radica en la causa de la activación.

El miedo está provocado por estímulos peligrosos que nos hacen temer por nuestra vida. La ansiedad, sin embargo, se produce ante situaciones que suponen una amenaza para nuestros intereses. Por ejemplo: Sentimos miedo ante un león y ansiedad ante el hecho de tener que hablar en público.

Diferencias que hay entre el miedo y la ansiedad

Aunque pueda parece que miedo y ansiedad sean la misma cosa tienen sus diferencias:

MiedoAnsiedad
Respuestas inmediata ante un peligro real.Es la reacción ante la anticipación de un peligro imaginario.
La duración es breve.Es duradera en el tiempo, es más prolongada y compleja.
Reacción ante un objeto preciso y que se está produciendo en ese momento.El objeto o situación temida es vaga, difusa.
A la persona no le da tiempo de pensarLa persona tiene constantes preocupaciones e ideas sobre lo que teme “Y si me vuelve a suceder”, “Y si no llego a superarlo”, “Y si me sale mal”…

Es importante entender que el miedo se halla en el meollo de todos los estados de ansiedad. Cuando estamos ansiosos, el miedo es el estado psicológico subyacente que mueve la ansiedad.

Muchas personas tienen una lucha personal para mantener a raya sus miedos y ansiedades. Y es que para esas personas la ansiedad puede llegar a resultar abrumadora, caracterizada por excesiva y persistentes sensaciones de aprensión, zozobra, tensión y nerviosismo frente a unas situaciones cotidianas que la mayoría de la gente afronta sin mayores problemas.

Experimentar ansiedad es más común de lo que piensas. De hecho, se ha convertido en uno de los problema de salud más corriente. En otras palabras, que más personas de las que crees tienen un problema de ansiedad, amigos, compañeros y vecinos pueden estar experimentándola, aunque muchos de ellos no busquen ayuda profesional. De hecho, hay muchas personas famosas que han luchado alguna vez contra la ansiedad, es el caso de Kim Basinger, Nicolas Cage, Winston Churchill, Abrahan Lincoln, Scarlett Johanson, Emma Stone Barbara Streisand, Pastora Soler, Rayden…

¿Qué hacer con el miedo?

Recientemente estuve leyendo un libro de Chögyam Trungpa “El sol del gran Este” y decía así en unas de sus páginas:

“Cuando algo te asusta tienes que relacionarse con el miedo, investigar por qué estás asustado y desarrollar algún sentimiento de convicción. Sí, puedes mirar al miedo, entonces el miedo deja de ser la situación dominante que está a punto de vencerte. Se puede derrotar al miedo. Te puedes librar de él si comprendes que ese miedo no es un ogro. Puedes pisar al miedo y, de ese modo, puedes alcanzar lo que se conoce como valentía o audacia. Pero eso exige que, cuando veas al miedo, sonrías”

En contra de toda creencia, Galileo nos demostró que la tierra no es el centro del Universo, y Darwin nos dijo que la mente no es un don divino, sino parte de la naturaleza. Deberíamos tener claro a estas alturas de la existencia humana que ninguna verdad es inmutable y ello empezando por nuestras creencias más personales, las que se refieren a nosotros mismos.

Las creencias son la luz que nos ayudan a elegir, a avanzar, como la luz de una cerilla nos ayuda a caminar en la oscuridad. Las personas que están dispuestas a crecer, a superarse y desarrollarse lejos del abismo del miedo demuestran que están  abiertas al cambio. Son  valientes.

¿Seguimos? Nietzsche se atrevió a anunciar la muerte de Dios, Marx gritó la voracidad del capitalismo y el mismo Freud nos dijo que no estamos solos, sino que hay otros entes en nuestra cabeza. Tendrán o no razón pero no se puede negar que fueron valientes al enfrentarse a la sociedad y gritarles a la cara ¡no,  eso no es así!

Por lo tanto, una de nuestras armas para el crecimiento es el valor. El valor no significa ausencia de miedo, todo lo contrario. Valor es superar el miedo que tenemos, enfrentándonos a las creencias de los otros e incluso de nosotros mismos y estar dispuestos al cambio, con el fin de llegar más lejos, creciendo y haciendo que la débil luz que nos guiaba en nuestros primeros días se transforme en una estrella que no sólo nos alumbra nuestro camino sino que llegado el ocaso de nuestras vidas siga resplandeciendo en el corazón de los que nos conocieron y amaron.

¿Te atreves a ello? Cuéntame qué es para ti el miedo. ¿Qué haces cuando tienes miedos? ¿Cómo superas los miedos?

Te gustaría comenzar a enfrentar tus miedos, apúntate el curso de Gestión Emocional y descubrirás una forma nueva de afrontar tus emociones.

DESCUBRE ESTE EBOOK CON HERRAMIENTAS PARA DAR TUS PRIMEROS PASOS EN CONSEGUIR SUPERAR TUS INSEGURIDADES.

DESCUBRE ESTE EBOOK CON HERRAMIENTAS PARA DAR TUS PRIMEROS PASOS EN CONSEGUIR SUPERAR TUS INSEGURIDADES.

Otro artículos de interés:

Colaboraciones:

DESCUBRE ESTE EBOOK CON HERRAMIENTAS PARA DAR TUS PRIMEROS PASOS EN CONSEGUIR SUPERAR TUS INSEGURIDADES.