¿En qué consiste el Trastorno Obsesivo-Compulsivo?

mejor imposible

Recordáis la película americana “Mejor Imposible” protagonizada por Jack Nicholson y Helen Hunt ganadores de un Oscar a mejor actriz y actor en 1997. La película está llena de detalles y describe en su amplia variedad el Trastorno  Obsesivo-Compulsivo que padece su protagonista, Jack Nicholson, que le hace ser intratable, pero del que él se enorgullece. Al principio de la película Nicholson no es consciente de lo que le ocurre sino más bien lo veía como una forma peculiar de ser, encerrado y aislado del entorno por las diversas obsesiones que se apoderaban de él y que ritualizaban su vida.

El trastorno Obsesivo-Compulsivo está dentro de los trastornos de Ansiedad y tiene como característica esencial la presencia de obsesiones y compulsiones de carácter recurrente que implica pérdida de tiempo y un deterioro de la actividad general de la persona.

Las obsesiones puedes ser imágenes, ideas o pensamientos que de forma persistente surgen en la mente de la persona sin que pueda hacer nada. Además, el contenido de las obsesiones está fuera del control  y no encaja en el tipo de pensamientos que la persona esperaría tener provocando ansiedad y un malestar significativo.  Las obsesiones más frecuentes estarán relacionadas con temas de contaminación, dudas repetitivas, necesidad de disponer de un orden determinado, impulsos de carácter agresivo u horroroso o fantasías sexuales.

Las compulsiones están relacionados con el comportamiento, por ejemplo: lavado de manos, puesta en orden de objetos, comprobaciones o bien, actos mentales como por ejemplo: rezar, contar o repetir palabras en silencio, de forma recurrente, cuyo propósito es prevenir o aliviar la ansiedad o el malestar.

En la mayoría de las ocasiones, la persona se siente impulsada a realizar las compulsiones para reducir el malestar que lleva consigo una obsesión determinada o bien para prevenir algún acontecimientos negativo.

Lo cierto es que todos en algún momento de nuestra vida tenemos obsesiones pero la diferencia entre los obsesivos y el resto de las personas no está en la existencia del pensamiento obsesivo, ni tan siquiera en su contenido, sino en la creencia que subyace a la propia obsesión y en las consecuencias que acarrea ésta.

 

El tipo de creencia que tiene la personas que padecen Trastorno Obsesivo-Compulsivo son fundamentalmente cinco:

1.- Responsabilidad excesiva: el obsesivo comprobador cree que la ocurrencia del peligro temido depende  exclusivamente de él.

2.- Perfeccionismo: tienen la creencia de que el comportamiento debe ejecutarse de una manera concreta, siguiendo unos pasos determinados y de los que no se puede salir en ningún momento.

3.- Sobrevaloración de la importancia  de los pensamientos y sus implicaciones. La persona da valor absoluto a su pensamiento intrusivo y no consigue diferenciar entre pensamiento y acción por lo que se ve impulsado a comprobar si lo que ha pensado lo ha realizado o no.

4.- Importancia exagerada de la probabilidad y de la severidad de las consecuencias catastróficas.

 5.- La ansiedad es peligrosa. para la persona obsesiva, la ansiedad que presenta a raíz de tener el pensamiento intrusivo es peligrosa porque es un indicio de pérdida de control.

Aunque lo cierto es que, como le sucede a Jack Nicholson el protagonista de nuestra película, se puede llegar a volver a adquirir el control de nuestra vida, dejando atrás el aislamiento que nos provoca la enfermedad y llevando una vida plena.

 

Paula Cañeque

Category: Product #: Regular price:$ (Sale ends ) Available from: Condition: Good ! Order now!
Reviewed by on. Rating: