¡Ponte las pilas! Estrategias para la búsqueda de empleo

Busqueda de trabajo

Si tuviéramos que seleccionar dos palabras para definir la situación del mercado laboral en la actualidad, la mayoría de nosotros coincidiríamos en que se caracteriza por ser inestable y precaria. En este marco, la búsqueda de empleo se ha convertido en una labor cotidiana para muchas personas que, en muchos casos, se torna complicada.

A grandes rasgos, existen dos tipos de factores que condicionan dicha búsqueda: factores externos que se refieren a las condiciones del propio mercado laboral; y factores internos, relacionados con las características personales y profesionales con las que contamos para poder adaptarnos a un mercado de trabajo en constante cambio.

No obstante, existen cuatro aspectos clave que influyen de manera determinante en ambos tipos de factores:

  • Flexibilidad. Es esencial tener siempre, al menos, dos alternativas. Esto, entre otras cosas, aumentará tus posibilidades de éxito y te permitirá descubrir nuevas opciones. Si, por ejemplo, eres profesor además de la búsqueda de empleo en colegios o institutos, podrías plantearte hacerlo en academias o, incluso, montar la tuya propia.
  • Control. Por mínimo que sea, siempre hay algo que podamos hacer. Debemos comenzar actuando en aquellas cosas sobre las que tenemos algo de control y puede que a partir de los pequeños cambios se consiga cambiar el conjunto. Por ejemplo, podrías plantearte qué te se te da bien y cómo lo podrías aplicar en un profesión. A partir de ahí, podrás generar multitud de ideas acerca de qué tipos de empleos buscar y dónde buscarlos etc.
  • Creencias. Lo que pensamos articula en gran medida lo que ocurre; nuestros pensamientos pueden limitar o facilitar nuestras acciones. Esto significa que, por ejemplo, si no confías en ti mismo y en tus posibilidades difícilmente podrás poner en marcha estrategias para encontrar empleo.
  • Interpretación. La información que llega a nosotros a través de los medios de comunicación suele tener un matiz negativo y esto puede sesgar en gran medida la interpretación global de la situación laboral. Si creemos que la situación del mercado laboral es nefasta y que no hay nada de empleo, es muy probable que no tengas motivación para buscar un empleo. El pensamiento catastrofista es un mal aliado en tu proceso de búsqueda.

 

En definitiva, una concepción de partida positiva – hemos de sentir que nuestra situación va a cambiar – y activa – estamos dispuestos y comprometidos a hacer algo para cambiarla – unida al conocimiento de diversas herramientas básicas que optimizan la búsqueda de empleo se convierten en la condición indispensable para incrementar las posibilidades de éxito en el proceso de búsqueda de empleo.

 

Category: Product #: Regular price:$ (Sale ends ) Available from: Condition: Good ! Order now!
Reviewed by on. Rating: