Nuestros hijos y la televisión

Hace un tiempo leí un artículo publicado en Elmundo.es,  con fecha del 18 de noviembre me pareció un interesante artículo, http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/10/17/noticias/1318873902.html, titulado Menos tele y más juegos, en el que viene a decir que la Asociación Americana de Pediatría desaconseja que los niños menores de dos años pasen tiempo pegados a la pantalla, y cito textualmente del artículo:

El tiempo de juego tiene más valor para el desarrollo del cerebro que los medios electrónicos. Los niños aprenden a pensar de forma creativa, a solucionar problemas y a desarrollar el razonamiento y las destrezas motoras desde edades tempranas a través del juego desestructurado. El juego libre, además, les enseña a entretenerse por sí mismos”, aseguran los pediatras en sus recomendaciones.

“Los niños”, continúan, “necesitan y aprenden más de su interacción con los humanos, no con las pantallas”. Además, una excesiva exposición a la televisión puede interferir con los patrones del sueño y perjudica las interacciones entre padres e hijos, continúan.
Por todo esto, las recomendaciones aconsejan a los padres limitar al máximo la exposición a los medios en niños de dos años, sustituir el entretenimiento electrónico por juegos compartidos, evitar la colocación de televisores en los dormitorios infantiles y concienciarse de que el propio uso de los medios audiovisuales también puede tener un efecto negativo en los niños.

Esta lectura me ha traído a la memoria otro artículo, pero este de la Asociación Americana de Psicología, que lleva por título Violencia en la televisión, en el que identifica los siguientes perjuicios a los menores, y aquí ya no sólo hablamos de niños hasta dos años.

•    Los niños pueden llegar a ser menos sensibles al dolor y al sufrimiento de los otros.
•    Pueden llegar a tener más miedo del mundo que les rodea.
•    Y pueden llegar a tener un comportamiento más agresivo y dañino hacia los otros.

La verdad es que no hace falta leer muchos de estos artículos para darse cuenta de lo que el mismo sentido común nos viene a decir y es que sí vivimos rodeados de violencia y agresividad, no podemos esperar otra cosa que desarrollar conductas agresivas y poco empáticas hacia los demás.

Sirvan estas líneas para traernos un poco de reflexión sobre lo que ven nuestros hijos, e incluso nosotros mismos, cuando pasan horas diariamente frente a la televisión o delante de un video juego. La vida no se puede convertir en aquello que pasa detrás de ellos mientras ven una pantalla. Dejo unas palabras de Gregorio Marañón, médico y pensador español,  que nos pueden ayudar a reflexionar:
“Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir, y no dormir sin soñar. Descasar es empezar a morir”.

Category: Product #: Regular price:$ (Sale ends ) Available from: Condition: Good ! Order now!
Reviewed by on. Rating: