La Tricotilomanía

¿Con cuanta frecuencia te tocas el pelo? Es probable que en alguna ocasión sobre todo en momentos de nerviosismo e inquietud tiendas a estirártelo, a enrollarlo, a morderlo e incluso a arrancarlo de raíz.  A primera vista es una costumbre inofensiva y de la que no solemos tener mucho control e incluso nos podemos sentir relajados pero si se convierte en rutina puede llegar a ocasionar graves consecuencias y  derivar en una patología crónica denominada Tricotilomanía. Etimológicamente tricotilomanía proviene del griego Trichos (pelos), Tylos (estirar) y manía (impulso).

La tricotilomanía está dentro de los trastornos del control de impulso y consiste básicamente en que la persona tiene conductas repetitivas de arrancarse el pelo con una notable pérdida del mismo. Las personas que padecen tricotilomanía suelen arrancarse el pelo de cualquier parte del cuerpo, los más frecuentes suelen ser los pelos de la cabeza, las cejas y pestañas, aunque puede ser cualquier tipo de pelo, incluso el vello púbico. No suelen tener dolor al arrancarse el pelo, juegan con él, se lo meten en la boca e incluso se lo pueden llegar a comer, a lo que se llama tricofagia que va acompañada de náuseas, vómitos y pérdida de peso. Si se consumen grandes cantidades se forman bolas de pelo en donde seria necesaria desde una extracción quirúrgica hasta la reparación intestinal.

En muchos casos, estos pacientes pueden presentar patrones irregulares de calvicie que intentan disimular. Suelen experimentar una sensación de tensión antes de arrancárselo o al tratar de resistir el impulso y alivio o placer cuando se han arrancado el pelo..

La tricotilomanía es una enfermedad, poco conocida,  incapacitante porque suele presentarse en etapas de desarrollo. Suele aparecer entre los 5-8 años y reaparecer sobre los 13 años. Es de curso crónico.  Detectarla es difícil ya que suele confundirse con una calvicie natural. Las personas que padecen tricotilomania suelen evitar ser descubiertas, ocultan su calvicie.  Además suele estar asociada a otras enfermedades principalmente con ansiedad  excesiva.

Según manifiesta la sociedad Española de Dermatología y Psiquiatría “los individuos que sufren esta enfermedad quedan atrapados en pensamientos que no pueden controlar y se ven obligados a repetir ciertos comportamientos como único medio de aliviar sus tensiones internas”.

La detección precoz en fundamental en el caso de la tricotilomanía pero suele pasar mucho tiempo antes de que la persona tome consciencia de que padece un problema. Algunas pistas para poder detectarla, sobre todo para los padres, podría ser además de la calvicie, el aislamiento social, miedo a mostrar su imagen en público e inhibición social.

El tratamiento ideal es el estudio concreto encaminado a cambiar la conducta del paciente, enseñarle a controlar los impulsos y sobre todo intentar descubrir el problema. Para ello se  utiliza terapia cognitiva-conductual con las diferentes técnicas para canalizar el estrés y la ansiedad. Además es importante una información psicoeducativa a los padres y la colaboración de estos es fundamental.

Paula Cañeque – Psicóloga

Category: Product #: Regular price:$ (Sale ends ) Available from: Condition: Good ! Order now!
Reviewed by on. Rating: