La importancia de la falta de sueño

sueñoLa privación del sueño se ha estudiado en numerosas ocasiones. Uno de los primeros estudios documentados fue el realizado al  estadounidense Randy Gardner en el año 1964, que con 17 años de edad se mantuvo despierto durante 264,4 horas, es decir 11 días y 24 minutos sin ayuda de ningún tipo de estimulante. Gran parte de su motivación se basa en demostrar que la falta de sueño no era tan mala. Ésta es la descripción que realizó en neurólogo David Linden de su caso:

“Durante este período, Gardner al principio se fue poniendo de mal humor, sus gestos se fueron haciendo más torpes y su estado de ánimo era más irritables. A medida que el tiempo avanzaba, empezó a tener delirios. Decía que era un famoso jugador profesional de fútbol americano. Luego tuvo alucinaciones visuales, vio un camino que cruzaba un bosque que se extendía justo donde terminaba su dormitorio, paranoias y una ausencia completa de concentración mental. De forma sorprendente, después de quince horas de sueño, casi todos estos síntomas se mitigaron. Aquel incidente al parecer no dejó en Gardner ninguna lesión física, cognitiva o emocional duradera.”

Actualmente se sabe que la privación de sueño tiene una serie de consecuencias  para nuestro cerebro:

1) La memoria a corto plazo se ve afectada

El día 11 de su privación de sueño, se le pidió a Randy Gardner que restará 7 de 100 repetidamente. Cuando llegó a 65 dijo que no tenía ni idea de lo que estaba haciendo.

Lo cierto es que la falta de sueño provoca una disminución significativa de la memoria de trabajo. Sin la memoria a corto plazo no podríamos hacer gran cosa, no podríamos recordar un simple número de teléfono y mucho menos realizar tareas complejas.

2) Se produce un daño neuronal

Actualmente se sabe que como consecuencia de la privación de sueño hay una disminución de la materia blanca tan importante en la velocidad de nuestras neuronas.

3) Desarrollo de enfermedades mentales

La falta de sueño afecta a la parte emocional del cerebro y nos hace más propensos a las enfermedades mentales. Según un estudio reciente del neurólogo de la universidad de Berkeley, Matthew Walker , dormir menos horas de las necesarias altera la capacidad de respuesta del lóbulo prefrontal, la parte del cerebro que regula las emociones y conduce a comportamientos irracionales y primarios.

La falta de sueño de forma regular puede  provocar psicosis, paranoia, alucinaciones, agresividad. Se ha encontrado una relación entre el insomnio y las enfermedades metales. De hecho, la propia enfermedad mental, en un porcentaje alto, provoca insomnio.

4) Aumenta el riesgo de una accidente cerebrovascular.

Se sabe que las personas que duermen menos de 6 horas por noche tienen cuatro veces más riesgo de presentar síntomas de accidentes cerebrovascular, según un estudio de la clínica Mayo en Estados Unidos.

 

 

 

Category: Product #: Regular price:$ (Sale ends ) Available from: Condition: Good ! Order now!
Reviewed by on. Rating: