¿Eres feliz?

Felicidad

¿ Con cuanta frecuencia te haces esta pregunta? ¿ Se educa para ser feliz o es la diosa fortuna la que te lo ofrece?, ¿ De qué depende que seamos más o menos felices?.  Lo cierto es que la felicidad es un concepto muy ambiguo y lo que para uno es felicidad para otros es algo muy distinto. Lo que sí tenemos claro es que la felicidad es un estado emocional que se produce cuando nos sentimos plenos y llenos de emociones positivas.  Además, tiene un añadido,  la felicidad es una de las principales metas que nos proponemos día a día desde la antigua Grecia hasta nuestras sociedades occidentales, en las que se habla de “ la sociedad del bienestar”. Y es que, ya  lo decía Kantla felicidad es la llave del mundo”.

Ahora bien, qué características tiene una persona feliz.  En diferentes estudio se ha puesto de manifestó que las personas felices se caracterizan porque guían su vida por medio de valores, se proponen y planifican metas, luchan por conseguirlas y progresan en su consecución. Nos sentimos felices en la medida que nos implicamos de forma activa y no pasiva en la realización de cualquier actividad que tenga un valor personal. No es lo mismo, la satisfacción del estudiante que ha obtenido el título con su esfuerzo y habilidad que el que lo ha conseguido copiando. Otra característica de las personas felices es que se gustan más a sí mismas,  es decir, tienen una buena autoestima, se conocen a sí mismas, sus virtudes y lo que necesitan mejorar y lo aceptan. Tienden a ser extravertidas, les gusta estar con las personas, se sienten cómodas en situaciones sociales, lo que les favorece a tener una buena red social de apoyo. Son personas que comprenden y son capaces de regular sus emociones.

Aunque los psicólogos tenemos cada vez más claro que además de conocer nuestras habilidades, formas de pensar y actitudes que nos hacen ser más felices, sabemos también que son necesarios ciertos comportamientos, que si los llevamos a cabo con cierta frecuencia nos hacen sentir bien de forma duradera. Martin Seligman, padre de la psicología positiva, nos propone autoconocernos para identificar y fomentar el uso de nuestras virtudes o fortalezas. Fomentar las conductas solidarias con conocidos y desconocidos, mostrarnos agradecidos a los demás, mostrar,  y  expresar nuestra satisfacción en nuestro entorno.

Paula Cañeque – Psicóloga 

Category: Product #: Regular price:$ (Sale ends ) Available from: Condition: Good ! Order now!
Reviewed by on. Rating: