El Secreto: Ley de la atracción

El secreto

No hace mucho, en torno al año 2006, se publicó un libro titulado “El Secreto”. Rápidamente se convirtió en un super-ventas alcanzando un alto nivel de notoriedad. El tema central versa sobre la capacidad que tenemos en pensar cosas positivas que puede modificar los resultados tanto en la salud, la riqueza y la felicidad. Sin embargo, no hay evidencias científicas que demuestren que el pensamiento  positivo por sí mismo pueda hacer algo sino está acompañado de  procedimientos y acciones en pos de un objetivo.  Muchas personas han pensado que con sólo desear algo, hace que venga a nosotros. Ésta es una interpretación simplista que se hace con frecuencia sobre la ley de la atracción.

 

En mi opinión el libro “la ley de atracción” que populariza Rhonda Byme  en su libro “El Secreto” está basado en las siete leyes del Universo recogidas en un documento del siglo XIX, cuyos autores permanecieron en el anonimato denominándolo  Kybalión .  En el Kybalión se recoge la filosofía hermética, cuyos siete principios son:

 

Mentalismo

El mentalismo plantea que todo es mente. Cada ser está conectado y forma parte de un todo. El universo es una sola mente, un “Todo” y absolutamente todo lo que existe está comprendido dentro de esa mente.  De tal manera, todo lo que ha existido, existe y existirá formando parte de la mente universal, el universo es mente y como formamos parte de él, cada una de las cosas que vivimos depende de nuestros pensamientos.

Nada ocurre por que sí, nada es aleatorio. Todo lo que pensamos de alguna manera se proyectará en el juego de la vida.

 

Correspondencia

Literalmente “ como es arriba, es abajo” hace referencia a los tres grandes planos: el físico, el mental y el espiritual.   Los antiguos  hermetistas  consideraban  este principio como uno de los más importantes auxiliares de la mente, ya que nos permite descubrir la esencia que es ocultada. Si nos fuéramos al plano personal con este principio sabríamos que cada  acto de una persona nos dice como es esa persona interiormente.   Si una persona es sumamente ordenada es probable que su carácter sea cerrado y estricto.

Este principio funciona en todos los sentidos de arriba abajo así como de abajo a arriba, “ cualquier cambio interior repercute en nuestra situación exterior”.

 

Vibración

El principio de vibración encierra la idea de que “Nada es inmóvil; todo se mueve; todo vibra” .  El Universo está en continuo movimiento. Nada está en reposo. La materia y la energía no es más que “modos de movimientos vibratorios”. Los planteas giran en torno de un sol y muchos de ellos giran sobre su propio eje. Las moléculas que componen cualquier tipo de materia están en contante movimiento y vibración.

La doctrina hermética va más allá con este principio,  toda manifestación de pensamiento, emoción, razón, deseo y voluntad va acompañada del movimiento y vibración que emanan al exterior.

De alguna forma la vida nos obliga a avanzar aunque no queramos quedarnos quietos. Con frecuencia, se suele manifestar en forma de crisis que después se traduce en un cambio personal.  La crisis es necesaria y lo suyo es aprender afrontarla cuando llegue, para estar abiertos poder cambiar.

 

Polaridad

Esta ley dice “todo es doble; todo tiene dos polos; los semejantes y los antagonistas son los mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semi-verdades; todas las paradojas pueden reconciliarse”.

En todo existe la polaridad, todos albergamos bondad y maldad en nuestro interior, lo  masculino y  femenino forma parte de nosotros. Nuestro desarrollo personal se basaría en armonizar los opuestos. En palabras de buda  “ En la vía del medio es donde se encuentra la sabiduría”

 

Ritmo

Este principio dice “todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso; todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación”

Este principio nos enseña que nada es permanente, ni el fracaso, ni el éxito. Si nos encontramos en un momento de crisis sabemos que el sol brillará en algún momento.

 

Causa y efecto

El principio de causa y efecto nos dice que  “Toda causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la Ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a una ley no conocida; hay muchos planos de casualidad pero nada escapa a la Ley”. Nada ocurre por que sí…. Lo que has hecho en el pasado nos pasa factura para bien o para mal. Para todo hay una causalidad.

 

Generación 

Este principio nos dice “La generación existe por doquier. Todo tiene sus principios masculino y femenino. La generación se mantiene en todos los planos”. Somos energía, todos tenemos en nuestro interior energía masculina y femenina. El yin y el yan forman un círculo, la forma perfecta en el Universo, el símbolo de la vida.

Category: Product #: Regular price:$ (Sale ends ) Available from: Condition: Good ! Order now!
Reviewed by on. Rating: