¿Cómo puedo ayudar a mi hijo en la lectura?

ayudar a mi hijo en la lectura

En muchas ocasiones me preguntan: Paula, ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo en la lectura? Lo cierto es que si nuestro hijo no tiene dificultades con la lectura y aún más si tiene, los hábitos de lectura y el entrenamiento se convierten en factores clave para mejorar su rendimiento en esta área.

Nuestro objetivo aquí es que nuestro hijo lea de manera fluida y que cometa el menor número de errores posibles al leer. Y para ello, lo primero que debemos hacer es armarnos de paciencia. Es muy importante que no trasmitamos al niño ansiedad o aversión hacia la lectura. Deberemos procurar que el momento de lectura sea un momento tranquilo, de esparcimiento y diversión.

Partiendo de esta idea, veamos algunos trucos que favorecen los hábitos lectores.

 

Libros interesantes para el niño

 

Puesto que lo que pretendemos es fomentar la lectura y que mejore su forma de leer, es recomendable es que utilicemos libros que sean de interés para el niño, ya que incrementaremos las garantías de éxito.

 

Dar ejemplo

 

Otro aspecto muy importante es que nosotros también leamos. Dependiendo de la autonomía del niño a la hora de leer podremos acompañarlo en su lectura o leer otro libro mientras él lee el suyo. Establecer momentos para la lectura como actividad de ocio compartida, favorece la adquisición del hábito lector.

 

Utilidad de la lectura

 

Resulta esencial que transmitamos al niño lo útil que es la lectura para numerosas actividades del día a día. Leer las instrucciones para jugar a un juego, los trucos de un videojuego o ver películas subtituladas, son opciones que le hagan ver la utilidad de la lectura.

 

Estas son algunas claves para fomentar el hábito lector, pero ¿qué hay con respecto al entrenamiento? Pues bien, para el entrenamiento en la lectura podemos utilizar algunas actividades a modo de juego.

Una actividad que les suele motivar para adquirir velocidad lectora es cronometrar el tiempo que tarda en leer una lista de sílabas, de palabras o un texto y luego invitarlo a que mejor su marca en una segunda lectura.

Otra actividad podría consistir en pedirle al niño que nos cronometre a nosotros en la lectura  y que detecte los errores que cometamos. Además de estimular su conciencia lectora, favoreceremos su atención y concentración.

También podemos trabajar la entonación leyendo textos y exagerando los signos de puntuación. Esto les ayudará a recordar qué indica cada uno de los signos en la lectura de cualquier texto.

Y, por último, para favorecer la comprensión lectora podemos pedirle que nos diga cuál es la idea principal tras la lectura de un texto o que nos explique el significado de palabras o frases leídas.

Estos son algunos ejemplos de cómo podemos ayudar a nuestro hijo en la lectura. La colaboración de los padres en el aprendizaje de los niños representa un factor crucial que, apoyado con ayuda profesional, sienta las bases para superar cualquier tipo de dificultades.

Category: Product #: Regular price:$ (Sale ends ) Available from: Condition: Good ! Order now!
Reviewed by on. Rating: