Me preocupo por todo: Ansiedad Generalizada

Ansiedad Generalizada

 ¿Con qué frecuencia nos acostamos dándole vuelta a alguna preocupación del día?, ¿quién no se ha levantado un día con un pensamiento en la cabeza que le martilla y no le deja concentrarse en otra cosa? Lo cierto es que todos nosotros estamos sujetos a preocupaciones por diversos problemas familiares, laborales o sociales… Enfrentarse a la vida implica tareas, responsabilidades y actividades que conllevan dificultades, dudas, problemas que de alguna forma hay que resolver. Gran parte de nuestro día nos la dedicamos a intentar buscar alternativas que nos permiten resolver nuestras dificultades.

Un cierto nivel de preocupación es sano ya que nos proyecta a la solución de las dificultades. La preocupación pone de manifiesto aquello que nos inquieta, que nos incomoda y que nos hace sentir la necesidad de dedicarle un tiempo para encontrar la solución. Sin embargo, hay personas que se preocupan en exceso hasta tal punto que se sienten desbordas, es cuando la preocupación se convierte en protagonista constante de su vida. La persona se convierte en una experta en las preocupaciones sobre la vida diaria. Para este tipo de persona dejar de preocuparse le genera angustia como la propia preocupación.

Gran parte de estas personas acuden a la consulta aquejadas de ansiedad y depresión sin ser muy conscientes que gran parte de su malestar está en su forma de preocuparse, en el tiempo que pasan invadidos por sus propios  pensamientos. Este tipo de personas padecen un trastorno que se llama Trastorno de Ansiedad Generalizada conocido con la abreviatura de TAG.

Es un trastornoa muy frecuente, además del motivo habitual de consulta en atención primaria. El trastorno de ansiedad generalizada tiene un componente específico de la ansiedad, la preocupación constante que está generalizada a un amplio campo de actividades y acontecimientos que tiene un carácter excesivo con el añadido de una deficiente estrategia de afrontamiento que va asociado a negativismo, tensión muscular e inquietud. La preocupación genera una serie de conductas como es la indecisión, evitación y la búsqueda de confianza en un intento de reducir la preocupación. Este tipo de preocupación comienza con un ¿y si ….?:

•    ¿ Y si mi hijo tiene cáncer?
•    ¿Y si me quedo sin trabajo?
•    ¿Y si me deja por otra?
•    ¿Y si le ofrecen droga a mi hijo?
•    ¿Y si le he molestado con lo que le dije?
•    ¿Y si fracaso en este proyecto?
•    ¿Y si me pongo nerviosa y me quedo en blanco?

Las personas que tienen ansiedad generalizada suelen quejarse de que sus preocupaciones no suelen girar entorno a un hecho en concreto del presente sino que sus preocupaciones puede incluir situaciones futuras: trabajo, economía, salud física, relaciones sociales e incluso cosas sin mayor problema como qué ropa se puede poner, el almuerzo que va a preparar….

El trastorno de ansiedad generalizada cuenta con tratamientos psicológicos eficaces pero eso sí, es importante acudir al profesional y asumir cambios que en ocasiones no son fáciles de tomar.

Paula Cañeque – Psicóloga

Category: Product #: Regular price:$ (Sale ends ) Available from: Condition: Good ! Order now!
Reviewed by on. Rating: